Entrenador Personal

shutterstock_280131488

Aquí, el que más o el que menos tiene alguna afición deportiva: que si echar unos largos en la piscina, hacer senderismo en los días libres, bucear entre peces y algas, practicar yoga un par de veces a la semana… Son muchas las maneras de estar en forma, de mover el cuerpo y de activar nuestra energía para estar sanos y sentirnos bien con nosotros mismos. Pero hoy hemos venido a hablar de otra cosa, de ir más allá de un mantenimiento del cuerpo, de llevarlo al límite, de saber hasta donde somos capaces de llegar y de no quedarnos en la misma línea en la que nos sentimos cómodos y no tenemos que hacer mucho esfuerzo. Y para eso, para ahondar en el culto al cuerpo por pura apetencia, necesitamos un entrenador personal que nos proponga rutinas diferentes. ¿Quieres conocer las cinco razones para contratar a un entrenador personal en Madrid?

EFICACIA

Ir por nuestra cuenta al gimnasio o realizar ejercicios variados al aire libre no suele dar muchos resultados, pues son necesarios ejercicios muy específicos y variados para conseguirlo, además de que ha de aumentarse la cantidad y dificultad de los mismos, para ir exigiéndole cada vez un poco más al cuerpo. Para conseguir esta evolución en la rutina deportiva es necesaria una constancia y un estudio concreto de qué ejercicios llevar a cabo, por lo que contar con un entrenador personal para ello es un apuesta segura por el éxito, además de más rápida.

RESULTADOS

En consonancia con el punto anterior, conseguir los resultados que nos hemos propuesto es muy difícil desde el desconocimiento, por lo que para llegar a nuestra meta es imprescindible un profesional que al menos nos oriente en las primeras sesiones y nos aleccione en cómo desarrollar correctamente rutinas de entrenamientos.

SEGURIDAD

En muchas ocasiones nos lanzamos a correr libremente, o a levantar pesas sin ningún cuidado, lo que posteriormente puede traer lesiones o daños innecesarios para nuestro cuerpo, y menos aún queridos para nuestros propósitos deportivos. Por ello, contratar a un entrenador personal te asegurará que realizas correctamente los ejercicios, además de tus molestias serán tratadas de inmediato con el objetivo de evitar futuras lesiones. La seguridad que aporta un entrenador personal es indudable.

APRENDIZAJE

Contar con un entrenador personal no significa que únicamente tengas que acatar sus “órdenes”, sino que con un profesional cerca aprenderás a desarrollar rutinas de ejercicios, corregir malos hábitos posturales o deportivos, mejorar tu alimentación, etc. En definitiva, aprenderás a cuidarte por ti mismo y muchos detalles más para futuros entrenamientos.

VARIEDAD

Caer en una rutina de entrenamiento solo hará que tu cuerpo se acostumbre a ella y que por lo tanto no avance en tus objetivos, además de que el aburrimiento de hacer siempre lo mismo te puede llevar a abandonar tu propósito. Para llevar tu cuerpo al límite necesitas motivación, ver los cambios que se producen en tu cuerpo y ver cómo mejoras cada día, por lo que un entrenador personal es indispensable para conseguir esa variedad que mantenga tus ganas de seguir.